Menú
Categorías

La sombra de la muerte.capitulo 3. el bien y el mal.


capitulo 3. el bien y el mal
Capítulo 3

El bien y el mal

Gritos, rumores, las personas exigían a la policía que hicieran algo al respecto para detener estos horrendos crímenes… todo se estaba saliendo fuera de control y pronto las personas iban a querer tomar la justicia en sus propias manos.

Daniel observaba cuidadosamente el cadáver de juan, que estaba tendido en el piso, boca arriba, y alrededor del cadáver habían velas blancas y negras derretidas, mas unas monedas de plata debajo de cada vela. Daniel ordeno a su equipo de trabajo que recogieran toda la evidencia posible pero con sumo cuidado, mientras él iba analizando la situación desde un rincón de la sala, el comisario Rodríguez estaba en el lugar del crimen, estaba esperando a ver qué haría Daniel al respeto, pero solo veía que Rivas estaba parado en un rincón con la mirada perdida.

¿Qué estará pensando?

Pensó Rodríguez, mientras fruncía el ceño.

Ya… está analizando el lugar del crimen desde un punto que le permita ver cualquier detalle que sea importante, esa mirada perdida en realidad es una técnica que muchas veces la utilizo el padre de Daniel y con ella descubrió muchos detalles cruciales para resolver casos complicados. Este chico es idéntico a su padre quizás haya esperanzas de que esto se resuelva pronto.

Rodríguez estaba fascinado por la forma en que Daniel está analizando la situación.

29 monedas de plata, pero hay 30 velas, falta una moneda, o el asesino se la llevo o alguien más estuvo en la escena del crimen.

Pensó Daniel mientras su mirada perdida iba escaneando cualquier detalle importante, su técnica era muy extraña pero efectiva, ponerse en un lugar determinado de una escena del crimen, fijar la mirada hasta que esta quede perdida, esto le daba una concentración tremenda a Daniel, era como si no hubiera nadie en la escena del crimen y solo estuviera él y los detalles que busca.

Una botella de ron destapada, un vaso lleno y otro vacío, juan conocía a su asesino eso explica porque no hay indicios de que entraran por la fuerza a la casa.

Daniel poco a poco iban esclareciendo es crimen e iba bien hasta ahora. Prosiguió con sus deducciones.

El modus operandi, son los mismos de las otras dos víctimas y como esta es su tercera víctima ya podemos decir que nos enfrentamos a un asesino en serie y que seguramente seguirá atacando.

Los pensamientos deductivos de Daniel fueron interrumpidos por un oficial, pero Daniel le hizo señas de que no era el momento y prosiguió con su análisis.

Numero 66 marcado en la frente por algún objeto filoso, y si no me equivoco y dejándome llevar por las dimensiones de las cortadas, el objeto es una daga o un cuchillo no muy grueso, pero… me quedo con la primera opción.

Era claro que Rivas sabía lo que estaba haciendo y pronto llegarían sus sospechosos.

La primera víctima fue Sabrina fuentes, luego de 6 días, Antoni Rivero, han pasado 6 días y ha habido otro crimen.

666… Nos enfrentamos aun adorador del DIABLO, bingo.

Daniel volvió a la normalidad y sin vacilar llamo a Rodríguez y le explico su teoría.

Rodríguez quedo boquiabierto. Rivas había dado con datos importantes.

Ya veo que mis sospechas eran ciertas, este tipo es un enfermo que quizás sienta adoración por el diablo o pertenezca a alguna secta.

Dijo Rodríguez en voz baja para que nadie escuchara los detalles que Daniel había descubierto.

Si y seguramente nuestro individuo tiene que ser algún tipo de hechicero o brujo.

Dijo Daniel con mucha seguridad, luego cruzo los brazos y opto una forma pensativa y le pregunto a Rodríguez.

¿Sabes de alguna persona que practique algún tipo de religión o hechicería en este pueblo?

El comisario Rodríguez tardo en responder pero finalmente lo hizo,

Bueno en el bosque he oído que hay algunas personas, qué tienen sus creencias y practican rituales, pero… nada como llegar a matar personas, de hecho esas personas nunca han dado problemas.

Daniel sin vacilar dijo.

Pues seguramente uno de ellos es el causante de todo esto.



2 días después.



Luego de aquellas reveladoras pruebas en el crimen de juan, Daniel pidió que la fiscal Mónica emitiría ordenes de registro en las cabañas que había en el bosque, eran muy pocas las personas que vivían en el bosque, así que no sería muy difícil encontrar algo que pudiera dar con el asesino.

La oficina que le habían asignado a Daniel era modesta y acogedora, paredes pintadas de azul cielo, techo raso color blanco, un archivador ubicado en una esquina de la oficina, un escritorio de madera caoba con dos sillas muy cómoda; y finalmente un aire acondicionado Split, mantenía una temperatura agradable en su nuevo lugar de trabajo.

El joven detective estaba sentado en su escritorio acomodando unos papeles, cuando oyó que la puerta de su oficina se abría, subió la mirada y fueron cuestiones de segundos para que Daniel quedara encantado con la figura femenina que tenía parada frente a sus ojos, estaba vestida con una falda negra que le llegaba un poco más arriba de las rodillas, una blusa blanca con figuras negras expandidas por toda la tela, dicha blusa hacia que los atributos de la figura femenina se vieran más resaltantes, sus impresionante ojos azules dejaron hipnotizado a Daniel y cuando la voz de la figura femenina le hablo, Daniel recobro la compostura y presto atención a las palabras que esta le había dicho.

Hola… me llamo Andrea soy testigo de uno de las crímenes que se han cometido, el comisario Rodríguez me mando con usted ya que es el detective encargado del caso.

Daniel tartamudeo antes de responderle a Andrea.

He… sí. Si soy yo, mucho gusto, pasa siéntate.

Andrea se sentó en una silla y quedo frente a Daniel, Andrea se sentía un poco apenada, era como si estuviera en una entrevista de trabajo y la persona que te esté entrevistando está claramente fascinada contigo.

Bien dime todo lo que sepas.

Andrea puso al tanto a Daniel de todo lo que sabía, y este la escuchaba con atención aunque a veces perdía la concentración y fantaseaba con aquel cuerpo tan inmensamente atractivo, una vez que hablaron todo lo referente al caso, Daniel no tardo en sacarle más conversación a Andrea, ambos se conocieron un poco, ella le conto que era hija de Andrés delgado y helena torres, entre otros detalles, mientras que Daniel le conto que su padre era Pablo Rivas y que fue uno de los mejores detectives que la policía nacional haya conocido y referente a su madre Daniel no quiso dar detalles.

Finalmente la conversación entre Andrea y Daniel se volvió más simpatizante y con algo de picardía, pero luego de una hora de conversar Daniel recordó que tenía que ir a bosque a interrogar y registrar las cabañas de las personas que vivían ahí. Pero Daniel no quería darle esta clase de información a Andrea y con mucha cortesía se despidió de ella.

Bueno Andrea me gustaría, seguir hablando contigo pero tengo mucho trabajo por hacer, estaremos en contacto, trata de no salir de noche hasta que todo este asunto se resuelva.

Andrea asintió con la cabeza y le esbozo una bella y encantadora sonrisa a Daniel quedo sin aliento.



Ja. Ja. Ja así que ha aparecido un obstáculo para mis planes el tal Daniel Rivas. Ese seguramente al igual que los demás policías es un inútil, pero de igual forma me andaré con pies de plomo.

El asesino estaba sentado en una silla bebiendo un trago de ron y disfrutando del espectáculo de terror que estaban viviendo los ciudadanos de vista al mar.

Tengo al maestro de mi parte, yo soy superior a cualquier humano, voy a hacer y seré único y ningún detective de pacotilla estropeara mis planes.

Se inclinó hacia adelante e hizo una muestra de reverencia con la mano que sujetaba el vaso.

Brindo por usted maestro.



Las personas del bosque estaban indignadas, sentían que lo que la policía estaba haciendo era un atropello y una falta de respeto a su privacidad. Daniel y Rodríguez estaban interrogando a todos y cada uno de los habitantes del bosque, pero estos negaban rotundamente que algunos de los suyos fuera capaz de cometer algún crimen.

Por más que Daniel preguntaba a las personas estas siempre daban las mismas respuestas, pero todo cambio cuando un anciano, calvo, de piel morena, de estatura baja, delgado con una vestimenta algo antigua; al estilo de un chamán, que de hecho las personas al ver que el anciano había llegado al lugar donde estaban los policías, dijeron en susurro

“es el chamán”

Muchacho ¿porque tanto alboroto? ¿Qué te ha hecho mi gente?

Dijo el chamán dirigiéndose a Daniel, quien a su vez este lo miro con rareza por la vestimenta que me llevaba puesta, antes de contestarle a el chamán, Daniel le hiso seña a el comisario para que este continuara con la orden de cateo y el interrogatorio a las personas.

Señor…

Daniel se aclaró la garganta antes de continuar.

Vera ha habido una serie de crímenes, dichos crímenes tienen un modus operandi, que a mi parecer tiene mucho que ver con la gente que comparte sus creencias, y solo hemos venido a revisar e interrogar a las personas, para ver si encontramos algo sospechoso que nos pueda ayudar a encontrar a el asesino.

El chamán frunció el ceño y luego miro fijamente a Daniel a los ojos durante unos minutos. Daniel sintió como si el chamán entrara en su mente, sintió un breve mareo, luego de eso el chamán soltó unas palabras con una voz serena, pero penetrante.

Muchacho ten mucho cuidado, al ser que te enfrentas no es un ser ordinario, es un ser humano corrompido por la maldad y está bajo las ordenes del ser de las tinieblas, tu adversario ya sabe de tu existencia, podrás tener éxito en este juego macabro, pero tendrás que creer en lo increíble y ver lo invisible, esto va más allá de tus habilidades deductivas, más allá de lo que puedas imaginar, este asesino te incluirá en su juego macabro, tu representas el bien y el representa al mal.

Daniel interrumpió las palabras del anciano y con voz desafiante dijo.

Si conoce la identidad de ese asesino será mejor que me la diga ahora o será cómplice de un asesino en serie.

El chamán soltó un suspiro y de nuevo con voz calmada respondió a las palabras de Daniel.

Muchacho si yo supiera la identidad de ese asesino ya se las hubiera dicho, pero ese ser abominable sabe cómo protegerse muy bien, sabe cómo esconderse de mi poder, pero de algo si estoy seguro no creo que sea uno de nosotros.

Daniel no creyó en las últimas palabras del chaman, y para no darle más vueltas al asunto dijo.

Eso estará por verse.



Ya había pasado 3 horas desde que Daniel había hablado con casi todas las personas y revisado sus cabañas, pero un oficial llamo a Daniel para decirle que habían encontrado una cabaña más, estaba escondida en los adentros del bosque, era un camino complicado y difícil de recordar. Una vez que llegaron a la cabaña, adentro estaba José, mostrando algo de furia, pero aun así estaba quieto y dejo que los policías revisaran su casa.

Extrañamente los cráneos y las velas habían desaparecido de la cabaña de José, seguramente vio que la policía estaba en el bosque y escondió todo.

Daniel entro y saludo a José pero este no le contesto el saludo, Daniel hiso caso omiso a la actitud del hombre y decidió hacerle unas preguntas.

Dígame señor donde están sus protecciones, sus adornos espirituales, todas esas cosas que ustedes los chamanes tienen.

José, fulmino con la mirada a Daniel.

No tengo nada de eso solo vivo aquí, y solo creo en la religión, pero más no la practico.

Daniel lo miro por encima del hombro.

Ummm ya veo… bueno espero que no le moleste que le revisemos su casa.

José volvió a fulminar con la mirada a Daniel.

Hagan lo que quieran.

Dijo José.

Daniel se colocó en un rincón de la cabaña de José y puso en marcha su técnica. Estuvo así durante un rato, mientras los policías revisaban de arriba abajo a la cabaña.

¡Paren!

Exclamo Daniel, seguramente había visto muchas cosas interesantes.

Hemos terminado disculpe la molestia Señor José.

Todos salieron de la cabaña extrañados por la decisión de Daniel. Pero el joven detective tenía sus buenas razones, y mientras iba caminando en sus pensamientos repaso cada detalle que vio.

El hombre miente sin duda, no es solo un creyente solamente el practica la religión, por lo que pude ver y percibir, había trocitos diminutos de esperma de velas negras y blancas, aparte de eso en el rincón que estaba parado percibí un débil olor a pólvora, pero eso no fue lo que me llamo la atención, José tenía su mano derecha metida en el bolsillo de su bermuda, y la movida con frecuencia, seguro era muestra de impaciencia, pero eso no fue lo que me llamo la atención, lo que realmente me llamo la atención es la forma en que movía la mano seguramente tenia sujetado un objeto pequeño y redondo una moneda tal vez.

Luego de que se fueron los policías, José bebió un poco de agua para pasar el susto,

Vaya… casi descubren todo lo que tengo aquí, por poco y se pierde la única esperanza que tenemos.



Un día después.

Toma aire profundamente y lo suelta con rapidez, camina de un lado a otro tratando de encontrar la inspiración y el motivo para su siguiente crimen, solo le quedan tres días y hasta ahora no se le ha ocurrido nada, quizás por estar pendiente de la presencia del detective. Cierra los ojos y alza los brazos y con pasión y locura dice.

Maestro ilumíneme, dígame a quien debo castigar ahora

Siente un escalofrió en el cuerpo y siente como su corazón comienza a latir rápido, abre los ojos y ve las noticas en la televisión, ve que ya sus crímenes están agarrando fama, pero en ese preciso momento cuando están pasando las imágenes del crimen de juan el vendedor de disfraces. Se le viene una idea a la mente.

¡si eso es! Primero averiguare quien es ella y luego de saber quién es recibirá su castigo.


Autor:
Visitas: 2149



Busquedas terroríficas
Búsqueda personalizada
Especiales
Pánico en el bosque Extraños experimentos Sonidos alcantarilla Fantasma cementerio Fotos de fantasmas
Juegos terror y miedo
Vídeos de terror


Sugerencias - Aviso legal - , © 2020 a justdust.es company.
just dust company