Menú
Categorías

La sombra de la muerte. capitulo 1. 66 puñaladas


Capitulo 1
66 puñaladas

Dime ¿cual ha sido la razón por la cual me haz llamado?
dijo un hombre alto con ojos tan rojos como las llamas del mismísimo infierno, ojos donde se reflejaban miles de almas perdidas, abandonadas por la mano de dios y condenadas aun sufrimiento eterno.
Bueno este…
Se aclaró la voz he intento hablarle a aquel ser tan intimidante y antes de hablar el hombre lo interrumpió y le dijo.
Ya sé que es lo que quieres lo veo en tus ojos, tu alma me grita el deseo que tanto anhelas
El hombre alto esbozo una sonrisa tan siniestra que era indescriptible, pero a simple vista se veía que el desespero de quien lo había llamado, le había caído como anillo al dedo.
Interesante lo que quieres, pero dime… ¿que estas dispuesto hacer para que yo te cumpla lo que tu quieres?
Lo que sea, lo que sea
Le respondió con un tono desesperado y al mismo tiempo esperando la respuesta del ser tan elegante pero al mismo tiempo espeluznante.
Bueno sirviente mio esto es lo que harás. El hombre le susurro unas palabras en el oído, de inmediato le comenzaron a temblarle las manos, la piel se le erizó, sintió un escalofrió de pies a cabeza pero aun sintiendo estas sensaciones dijo.
Acepto.

Esto es increíble quien haya hecho esta atrocidad no tiene alma, dijo el comisario rodríguez de la policía del pueblo de vista al mar. Las personas no tardaron en aglomerarse para ver lo ocurrido, en la orilla de la palaya bahía mar yacía una mujer encadenada con 66 puñaladas en el cuerpo y con el número 66 marcado en la frente, las caras de horror y de espanto se reflejaban en las personas presentes en el crimen.
He Ramírez aléjame a este gentío de aquí, esto no es ningún espectáculo. El comisario le dio la orden al oficial con tanta rabia que las manos le temblaban, era claro que el crimen lo había dejado perturbado y frustrado, nunca antes había visto algo parecido.
¿Cual era el nombre de la victima?
Pregunto el comisario al forense quien cuidadosamente examinaba el cadáver.
Según los documentos que tiene encima su nombre era…
el forense palideció al ver el nombre de la victima, trago saliva con dificultad y luego de unos segundo su boca expulso el nombre de Sabrina fuentes.
Mierda no puede ser ¿será posible?
el comisario se acercó al cadáver que casi era irreconocible. Ella es la hija del alcalde o mejor dicho era.

2 dias después
El crimen de Sabrina fuentes acaparo las noticias y titulares de los periódicos las personas exigían justicia por lo que se le había hecho a la joven mujer de 26 años, las personas estaban furiosas y al mismo tiempo aterradas, ya que sé que corría el rumor que una sesta satánica era la culpable de esta desgracia, pero ¿como era posible? si el pueblo de vista del mar era tan tranquilo, nunca antes había ocurrido semejante asesinato que o quienes querían perturbar la tranquilidad de los ciudadanos
Andrea se encontraba en la iglesia, como era de costumbre iba a confesarse era una chica de apenas 16 años pero muy culta y muy religiosa fiel creyente en dios, aunque carne para los samuros dominados por la tentación y el deseo, Andrea para sus 16 años era muy atractiva. Despampanantes ojos azules, cabello rubio; labios carnosos y las curvas de sus piernas despertaban el deseo insaciable de un hombre corrompido por la lujuria.
Hija mía dios te bendiga.
Dijo el padre Damián, le hizo la señal de la santa cruz ha Andrea y posterior a eso le dio un beso en la frente.
Con tanto alboroto por lo de el crimen olviden que vendrías hoy querida.
el padre entorno los ojos para hacerle una seña a unas personas que al parecer lo estaban esperando.
Padre… ¿ocurre algo?
Pregunto Andrea al mismo tiempo que miraba a las personas que esperan al padre Damián.
No hija no ocurre nada solo que me temo que hoy no podrás confesarte conmigo, esas personas que vez allá son familiares de Sabrina fuentes , la chica que encontraron hace dos días asesinada en la playa, ellos han venido a buscarme para ir a la casa del alcalde fuentes, para rezar por la paz del alma de Sabrina, todos están desconcertados y solo dios es el único que nos puede dar un consuelo reconfortante en momentos tan difíciles como este.
Andrea miro al padre con tristeza, pero en seguida en padre borro la tristeza de la cara de Andrea.
Ya que yo no podre confesarte he designado al padre Santiago para que te confieses con el.
Andrea lo miro extrañada y dudosamente le dijo
Pero padre… ¿no es con usted con quienes las personas deben confesarse?
El padre sonrió y le dijo a Andrea
hija mía yo no soy el único servidor de dios al igual que yo el padre Santiago también es un servidor de dios y tiene la potestad de escuchar los pecados de las personas, y si lo dices por la edad que tiene el padre Santiago eso no tiene nada que ver todo hombre y mujer puede ser un servidor de dios a partir de la edad que quiera.
Andrea miro algo apenada al padre Damián y luego de sus palabras se disculpo y acepto confesarse con el padre Santiago.

En el confesionario se encontraba el padre Santiago al parecer ya había confesado a dos personas y al ver que Andrea se acercaba al confesionario evito salir.
Dime hija mía que pecado quieres confesar estoy dispuesto a escucharte y a ayudarte a encontrar el perdón de dios.
Andrea al oír la dulce pero también joven voz del padre Santiago, no pudo evitar mirar con algo de atracción al padre, quien era un joven de apenas 22 años, cabello castaño, facciones atractivas, unos ojos color marrón; y una sonrisa increíblemente encantadora.
Padre quiero confesarle que ya he cometido acto carnal
Andrea silencio esperando la respuesta del padre quien antes de responder se aclaró la voz.
Hija mía ¿que te ha llevado a cometer dicho acto?
Bueno vera…
Una vez que la confesión termino el padre prometió a Andrea que la ayudaría a superar lo que le había pasado.

Velas negras, pólvora, dagas, cruces huesos de muertos, cráneos guindados en el techo; era lo que tenia José un hombre de 36 años en su cabaña, ubicada en el bosque sagrado, así le llamaban los ciudadanos de vista del mar. La cabaña de José casi nadie sabia donde quedaba ni sabia que se practicaba en dicha cabaña, solo lo sabían las personas que lo buscaban para consultarse o hacer algún tipo de hechizo o brujería.
¡Maldición¡ por mas que busco no logro encontrar la respuesta, acaso… ¿mi esfuerzo ha sido en vano? No hecho lo suficiente.
Jose apretaba sus grandes puños, las venas de sus antebrazos morenos se le marcaban, sus cuerpo musculoso estaba tenso y apretaba la mandíbula, fruncía el ceño y caminaba de un lado a otro, hasta que se paro frente al altar que estaba iluminado por velas negras y en todo el medio había una cráneo negro adornado con cadenas pequeñas que tenia a los lados.
Acaso no ha sido suficiente el sacrificio, las oraciones correctas, ¡solo dame una maldita respuesta¡ ¡quiero una maldita respuesta¡ dame lo quiero.
Dio un golpe duro en el piso y en ese mismo momento una brisa fría y escalofriante comenzó a apoderarse del interior de la cabaña, las velas de apagaron y excepto 5 quedaron prendidas.
¿5 velas? Pero… ¿que estas tratando de decirme?

4 días después
Luego de 6 días del asesinato de Sabrina, todo seguía igual la policía buscaba pistas exhaustivamente para dar con el autor o autores de este crimen, pero no encontraban nada, a pesar de que el alcalde presionaba para encontrar rápido al autor del crimen de su hija, la policía no encontraba ni un rastro nada, el crimen fue tan limpio, bueno limpio era una palabra poco apropiada para algo tan sucio y bajo.

Antoni Rivero joven de 15 años alto y bien parecido camina por la plaza mayor de vista de el mar eran casi las 11 de la noche y junto a él estaba Jessica Moncada chica de 15 años bella, de piel morena y ojos negros. Ambos daban un paseo por la plaza la cual ya se encontraba desierta y la niebla aparecía poco a poco y le daba un aspecto tétrico a la plaza, pero aun así los jóvenes siguieron caminando hasta llegar al centro de la plaza y sentarse en unos de los bancos de concretos.
Dime que piensas hacer mañana Antoni
Pregunto Jessica mientras admiraba la gran estatua de acero que representaba la imagen del libertador quien se encontraba montado en su caballo y empuñando su espada con la mano derecha.
La verdad aun no lo tengo pensado Jessica, pero creo que en esta semana yo mismo me di mi regalo y el mejor de mi vida.
Antoni esbozo una sonrisa con tanto placer que Jessica lo vio algo extrañada y confundida.
¿A que te refieres?
Jessica sintió celos por la notable alegría de Antoni, quien de inmediato su rostro se puso tenso y nervioso.
Bueno es algo que no te he contado, por que es… una sorpresa que pronto compartiré contigo.
Jessica frunció el ceño y no pudo evitar su enojo.
¿a que sorpresa te refieres? ¡Sabes que no me gusta que me estés ocultando cosas Antoni¡
Jessica se levanto del banco y Antoni la tomo por un brazo y la miro de una forma tan extraña, tan amenazante, los ojos negros de Antoni de pronto se tornaron rojos Jessica se asusto pero mantuvo la calma, cuando vio que los ojos de Antoni volvieron a la normalidad.
Un auto había pasado lentamente por la carretera que quedaba frente a la plaza alumbro con las luces y fue así como los ojos de Antoni se tornaron de pronto rojos. Extraño pero era la única explicación que a Jessica se le ocurrió en la mente.
Habían pasado cinco minutos desde que Jessica se había molestado, pero Antoni la rodeo con sus brazos y entre palabras bonitas y acaricias logro que a Jessica se le pasara su enojo.
Me dirás cual es esa sorpresa.
Pregunto Jessica mientras tocaba delicadamente la mejilla de Antoni.
Preciosa si te lo digo dejara de ser sorpresa, anda solo ten un poco de paciencia ¿puedes?
Jessica no le quedo más remedio que aceptar, pero aun así no estaba muy convencida y quiso dejar las cosas muy claras.
De acuerdo esta bien pero te diré algo… espero que no se trate de una mala jugada tuya de nuevo ya me fuiste infiel una vez y no lo permitiré de nuevo.
Antoni abrazo a su novia y luego le dio un beso apasionado que le fue despertando el deseo de tener relaciones con su novia sobre el banco de concreto, ella dejo manosearse los senos, la vagina y ya se sentía seducida, pero se detuvo sintió miedo.
Antoni detente alguien nos puede ver
Antoni ya estaba erecto pero su novia lo detuvo, tuvo que aguantarse las ganas de tener sexo con su novia en plena plaza.
De acuerdo mi amor pero que tal si vamos a mi casa mis padres no están y así podremos…
Antoni fue interrumpido por el sonido que emitía el teléfono de Jessica
Luego de hablar un par de minutos con su mama Jessica no le quedo mas remedio que despedirse de su novio irse a su casa, su mama la había llamado por que ya iban a ser las 12 de la noche y no quería que su hija anduviera tan tarde de la noche, era claro que la señora de Moncada estaba nerviosa al igual que muchas madres por lo que había ocurrido hace 6 días.
Antoni decidió quedarse a mirar las estrellas y esperar a recibir su cumple años en la plaza el solo, no quería ir a encerrarse a su casa, saco el teléfono del bolsillo derecho de su pantalón y vio que faltaban 7 minutos para las 12 , se paro y comenzó a caminar por la plaza, admiro unos segundos la estatua del libertador y luego prosiguió caminando, los pasos de Antoni hacían eco en la oscura y fría noche, la neblina se hacia mas intensa tanto así que parte de la estatua del libertador estaba cubierta por la neblina, Antoni siguió caminando lentamente, consulto su teléfono de nuevo y ya faltaban 6 minutos para las 12
Parece que la neblina congelo en tiempo
Se dijo así mismo mientras seguía viendo su teléfono, de pronto vio la figura de un hombre parado frente a él, a unos cuantos metros, Antoni palideció, pero trato de contener la calma y con voz algo nerviosa dijo
Bue… buenas noches señor.
El hombre no le contesto nada Antoni se puso aun mas nervioso y decidió retroceder para dirigirse a la carretera y evitar pasar por el lado de el extraño hombre.
Quizás fueron cuestiones de segundos o de milésimas pero lo cierto es que al voltearse a Antoni No le dio tiempo de soltar un grito, no le dio tiempo de pedir auxilio, su vista fue cubierta por una especie de tela negra, una mano enguantaba le tapo la boca, Antoni intento zafarse, pero fue inútil, sintió que algo filoso y frio se incrustaba en su espalda, los intentos de zafarse fueron disminuyendo cuando sintió dicha sensación una y otra vez.
Puñalada tras puñalada le daba el hombre a el cuerpo de Antoni que yacía ya en el piso sin ninguna señal de vida, las puñaladas fueron certeras y ejecutadas con furia, abdomen, rostro, brazos, piernas, pene; todas estas partes del cuerpo de Antoni probaron el filo de la daga del asesino despiadado, quien paro de apuñalar a Antoni justo cuando termino de darle la puñalada 66.
El hombre luego de cometer su crimen consulto la hora en el teléfono de Antoni, ya eran las 12. El joven cumplía 16 años y vaya regalo recibió.
Admiraba su victima y luego miro hacia la estatua.

Esto es una obra de arte, al maestro le encantara seguramente. Mira la daga que tiene en su mano derecha y se la lleva a la boca le pasa la lengua lentamente y luego saborea la sangre de su victima, mira de nuevo hacia la estatua y esboza una sonrisa sádica.
Y pensar que esto es solo es comienzo y lo que falta
Recoge sus instrumentos se fija que su marca esta bien elaborada y se va caminando lentamente dejando que la noche lo arrope con su oscuridad y se esfuma tan rápido como el agua entre las manos.



Autor:
Visitas: 2561



Busquedas terroríficas
Búsqueda personalizada
Especiales
Pánico en el bosque Extraños experimentos Sonidos alcantarilla Fantasma cementerio Fotos de fantasmas
Juegos terror y miedo
Vídeos de terror


Sugerencias - Aviso legal - , © 2020 a justdust.es company.
just dust company