Menú
Categorías

El niño del volcan


Llevaba varios meses esperando aquel fin de semana que teníamos planeado junto con mis amigos realizar una excursión y después de darle vueltas al asunto decidimos ascender el volcán, sin saber en lo que se convertiria aquel asunto....


Llegado el sábado nos juntamos muy temprano y tomamos rumbo a nuestro destino teníamos planeado empezar a subir por la tarde, sin embargo al llegar a la falda del volcán esta lloviendo a cantaros por lo que decidimos esperar ,ya casi entrada la noche nos dirigimos a la oficina municipal para dar aviso que íbamos a subir, el empleado trato de persuadirnos para que no subiéramos esa noche si no que lo hicieramos hasta el otro día, sin embargo le comentamos que ya estamos atrasados y que emprenderíamos la escalada esa misma noche.


Comenzamos a subir todos muy alegres, entre chistes y bromas el camino ni se sentia, poco mas de dos horas habían pasado desde que habíamos iniciado el ascenso cuando encontramos a un grupo de personas que venían bajando, y les preguntábamos que si había alguien que se hubiera quedado acampando en la cima del volcan, los ultimos que venian bajando nos dijeron que ya no quedaba nadie arriba, solo un señor que había subido a cortar leña, proseguimos nuestro camino cuando en un recodo del camino vimos un pequeño bulto y a la vez escuchamos un sollozo, por un momento nos sorprendió y guardamos silencio, pero cuando nos acercamos mas y alumbramos con nuestros linternas pudimos ver que era un niño como de unos 9 o 10 años, nos acercamos y le preguntamos que esta haciendo solo en aquel lugar, nos dijo que estaba esperando a su papa, aprovechando nos quedamos un rato descansando y le ofrecimos algo de comer pero no quiso, después de media hora decidimos seguir caminando y le dijimos que nos acompañara pues supusimos que el papa del niño seria el señor que nos habían dicho que andaba cortando leña, y que seguro lo encontrariamos un poco mas arriba.


Íbamos caminando en silencio por el cansancio supongo, y al menos yo iba pensando como era que habían podido dejar aquel niño solo a mitad del camino, aunque en los pueblos se acostumbra a ser un poco rudo con los niños, de pronto oímos ruido de un caballo y la voz de un hombre que le daba ordenes que venia a unos metros arriba y justo en ese momento paso un viento que nos helo, y una suave neblina se comenzo a formar.... en eso el niño dijo que ya estaba cansado, entonces nos detuvimos a esperar,el chico se sento en una piedra al borde del camino..., justo cuando el señor apareció me adelante a decirle que teníamos a su niño y que lo estaba esperando, aquel hombre que ya era un anciano se me quedo viendo con cara de extrañado, sin mas yo lo tome del brazo y lo apure pues el niño estaba muy triste, cuando regresamos junto a mis compañeros, estos estaban en silencio, casi paralizados y con una mirada de miedo, les pregunte por el niño, pero ninguno alcanzaba a decirme nada, hasta que uno de ellos balbuceo que el niño se que se había sentado al borde del camino, les dio las gracias con una sonrisa y desaparecio delante de sus ojos, como es normal les dije que se dejaran de bromas...entonces el anciano intervino y nos conto sobre un niño el cual se había perdido hace unas semanas atrás y dias después lo habían encontrado muerto por el frio intenso del volcán, y que habia oido que a otros excursionistas también se les había aparecido preguntando por su papa.


Despues de dicha experiencia regresamos esa misma noche, sin hablar ya que cada uno trataba de comprender lo que nos habia ocurrido....a la mañana siguiente pasamos por la oficina municipal para avisar de nuestro regreso, y le preguntamos al empleado sobre la historia que nos había contado el anciano, este nos la corroboro contandonos que durante el mes de noviembre habia subido un buen numero de turistas y que dentro de ese grupo iban varios niños y que sin darce cuenta uno de ellos se habia etraviado y no se dieron cuenta hasta llegar al pueblo, regresaron a buscarlo pero no lo hallaron, suponen que el chico tomo alguna vereda y se desvio del camino principal y al no estar abrigado adecuadamente habia muerto de hipotermia.

Esa vez regresamos de nuestra excursión convencidos... al menos yo que los fantasmas si existen y con la intencion de regresar de nuevo


Autor:
Visitas: 2104



Busquedas terroríficas
Búsqueda personalizada
Especiales
Pánico en el bosque Extraños experimentos Sonidos alcantarilla Fantasma cementerio Fotos de fantasmas
Juegos terror y miedo
Vídeos de terror


Sugerencias - Aviso legal - , © 2020 a justdust.es company.
just dust company