Menú
Categorías

El demonio de la luna roja


La noche se encuentra tranquila, el eclipse con la luna en lo alto, la hermosa luna roja llama a la sangre de su victima, cae lentamente, y resbala por la navaja del agresor, es un demente, no tiene freno, se ríe a carcajadas de cada segundo que pasa cortando el cuerpo, le abre nuevas heridas, no quiere parar, esta gozando la sensación de placer por la carne hecha pedazos, su victima yace en el suelo, sin vida pero con la vista fija en el demonio que tomo su vida. El hombre toma su navaja manchada de sangre, se la pasa por la lengua, le encanta el sabor de ella, se ríe mientras lame la navaja; se arrodilla ante el cuerpo y le clava la navaja en el vientre, rasga desde el ombligo hasta el pecho, abre el vientre y mete la mano y saca el intestino delgado, se lo mete en la boca y comienza a comer, para el es como si fueran simples salchichas, rellenas de sangre que se resbala entre sus dedos, eso le gusta, de echo le excita la sensación del liquido tocando y recorriendo su cuerpo de maniaco. Termina de comer, acerca la cabeza al agujero del cuerpo y comienza a comer todo el interior, sus sangre es deliciosa, sus risas de locura son magnificas, es un animal incomprendido que satisface su hambre comiendo y bebiendo del hombre tirado en el suelo de esa habitación tan normal. Una vez saciado su apetito, se levanta, se limpia las manchas de sangre en la cara, la de las manos se la lame con suavidad, procurando sentir cada lamida, camina hacia la puerta, la abre, y antes de salir la pacifica habitación le agradece al cuerpo tirado y masacrado, le da las gracias por dejarle comer de esa manera, por haber sido tan bueno con el, por haber aguantado sus caprichos asesinos, le agradece sobre todo por haber sido su tan amigable, querido y muy sabroso padre. El pobre demonio sale de la casa en dirección hacia el olvido, se detiene un instante, se revisa la mano, y sonríe, se da cuenta que no se termino de lavar las manos correctamente, y mientras camina en dirección a la luna roja, cantando y lamiendo su mano, da una ultima carcajada, llena de gozo y de felicidad gritando, diciendo que aun hay mas personas en la lista, y que la siguiente podrías ser tu, así que si decides evitar el trágico incidente, nunca te quedes solo en casa, porque el demonio de la luna roja podría hacerte algo de compañía.


Autor:
Visitas: 8210



Busquedas terroríficas
Búsqueda personalizada
Especiales
Pánico en el bosque Extraños experimentos Sonidos alcantarilla Fantasma cementerio Fotos de fantasmas
Juegos terror y miedo
Vídeos de terror


Sugerencias - Aviso legal - , © 2020 a justdust.es company.
just dust company