Menú
Categorías

Noches de horror


Una noche de pleno sueño. Acompañé (como siempre) a mi padre. Ya que en mi pieza no hay televisión, nos poníamos a ver un programa muy conocido en la argentina (“Video mach”) Me reí mucho ese día.
Me quedé dormida y mi mamá me llevo a mi cama mientras dormía. Soy sonámbula para esas cosas. Por lo general dice un par de veces mi nombre y me levanto (según ella) Me voy caminando sola a mi habitación y ella me sigue para que no me valla hacia las escaleras. Soñé algo muy extraño, estaba con mi hermano (en aquella época) tenia 16 y yo 11. Estábamos junto a una niña que por alguna razón que desconocía había que tratarla bien.
Estábamos en la cocina y quisimos ir al living. Una vez allí hablamos y escuché ruidos en la cocina. Al ir vi un niño un poco más pequeño con nuestros tapers y la puerta al patio abierta.
Mi hermano tuvo una persecución con el pequeño, lo siguió hasta que el niño salió hacia el patio, y de un salto llego al techo de la fábrica vecina y corrió hacia la villa de atrás.
Me desperté sobresaltada y escuché ruidos en la cocina. Solo me atreví a encender la luz de la escalera. Baje hasta el descanso de ella y no vi nada.
Corrí rápido a la pieza de mis padres y desperté a mi papá. Él bajó y me dijo que era mi hermano mayor (otro hermano de 26) que se había quedado hasta tarde viendo la tele, pero cuando baje yo (antes) no estaba encendida la televisión. Subí y encendí la luz de mi mesita de luzy la deje encendida.
A la mañana siguiente, mi hermano afirmó que había visto al pombero. Mi mamá le pregunto por que decía eso, ya que empezaba a asustarme. Mi hermano dijo que alguien rasco su espalda durante la noche y que lo había visto. Mi mamá nos tranquilizo diciendo que era probable que mi hermano se halla rascado mientras dormía. Yo sonreí.
Con el tiempo vi muchas películas de terror y cosas así. Aunque imagine unicornios antes de dormir. Eso no servirá porque siempre me van a seguir. Si no pueden aquí, será ahí. En los sueños. Lo que me permite irme de este mundo. Arruinar mis sueños y dejar de lado mi gran poder en ellos, en los sueños. ¿Por qué uno cuando sueña que algo lo persigue sigue corriendo? ¿Por qué no nos detenemos y miramos el miedo a la cara? Por eso será, por miedo a que ese miedo tenga nuestro rostro. Porque nosotros somos nuestro peor enemigo. Sabemos todas nuestras debilidades, nuestros problemas y lo peor, a las personas a los queremos. Y las pesadillas reflejan el terror de nuestras mentes ingenuas.
Es peor una pesadilla ya que es nuestra propia mente jugando sucio. Nos pega donde más nos duele. Nos ataca donde más le conviene. Y donde tiene todas sus armas para el combate.



Autor:
Visitas: 9314



Busquedas terroríficas
Búsqueda personalizada
Especiales
Pánico en el bosque Extraños experimentos Sonidos alcantarilla Fantasma cementerio Fotos de fantasmas
Juegos terror y miedo
Vídeos de terror


Sugerencias - Aviso legal - , © 2021 a justdust.es company.
just dust company