Menú
Categorías

Gemelas


Hola. Me llamo Javiesa y os voy a contar una historia espeluznante y aterradora que me sucedió cuando tenía 13 años.
Yo vivía en un pequeño chalet individual en Asturias, en medio de la nada. No tenía vecinos, el bosque rodeaba la que un día fue mi casa.
Mi hogar tenía 3 plantas; en la primera se encontraban el salón y la cocina, en la segunda había dos pequeñas y acogedoras habitaciones y un baño. Pero la habitación más tenebrosa de todas era la de arriba del todo: la buhardilla. En esta habitación solamente había una cama pequeña Y mullida; también había una puerta de madera, sin manillar, débil, que daba a un trastero donde el polvo se amontonaba sobre los objetos ya olvidados. Nunca nadie entraba en la habitación, solamente cuando había invitados, mi hermana gemela subía a dormir en la vieja cama.
Mi hermana era una muchacha alegre, jovial, aventurera y muy valiente. Siempre la recordaré como la chica más atrevida que he conocido. Ella no le tenía miedo a nada ni a nadie, y mucho menos a una "simple" habitación. Yo era todo lo contrario, una chica tímida y callada, miedosa y cobarde.

Mis tíos Márgaret y Juakín se iban a quedar una temporada en nuestra casa, "de vacaciones". Por eso mi madre nos obligó a mi hermana Jesusa y a mí a subir a dormir a la buhardilla por una temporada.
Las primeras noches que pasé allí con mi hermana, las recordaré como las noches en las que más miedo he pasado en mi vida.
Todas las noches, cuando mi hermana se dormía, yo oía golpes en la puerta que daba al trastero. Despertaba a mi hermana y los sonidos cesaban. Yo temblaba en la cama, tenía miedo de salir de ella y acercarme a la puerta, pero aun así una noche, me acerqué a la puerta mientras mi hermana dormía. Cuando llegué no supe que hacer. Los golpes habían parado justo en el momento en el que me había puesto en frente de la puerta. Puse una mano en la vieja madera de la puerta y noté como de repente ésta me ardía con fuerza, causándome un intenso dolor. Quise chillar pero no me salió la voz del miedo que tenía, sin embargo una voz aguda e intensa se escuchó a través de la puerta. Mi hermana se despertó y se acercó a mí para alejarme de la puerta. Yo no podía moverme, estaba extremadamente asustada. Cuando quisimos salir de la habitación para avisar a nuestra madre de que había algo en el trastero, nos dimos cuenta de que la puerta estaba cerrada desde fuera, no podíamos salir, estábamos atrapadas. Yo me puse a llorar sin hacer ruido, pues todo estaba en silencio, y temía que la cosa que chilló y golpeó la puerta me oyera. Mi hermana Jesusa me cogió la mano, y me dijo que iba a entrar en el trastero, porque dentro había otra puerta por la que podíamos salir; me dijo que me metiera en la cama y que ella me abriría la puerta desde fuera cuando llegara.

No se qué pasó exactamente, no me acuerdo muy bien, quise con tanta fuerza borrar ese recuerdo de mi memoria que casi lo he logrado del todo.
Lo único que recuerdo es que mi hermana no llegó esa noche. No se de dónde saqué el valor para levantarme de la cama e ir a buscarla después de que pasara un tiempo de que se fuera, pero lo hice.
Encontré a mi hermana decapitada en el suelo del trastero, al lado de la puerta. Tenía la ropa quemada. Me desmayé.
Nunca hablé de ese tema con nadie de mi familia. Fue como si nunca hubiera pasado, como si se hubieran olvidado de ella.
Vendimos la casa, nos mudamos a Valencia y seguimos nuestras vidas.

¿Por qué he decidido contar esto?
El otro día visité la casa y hablando con los inquilinos (grandes amigos míos), me contaron que un amigo cercano suyo, experto en efectos paranormales, aseguraba que había almas en pena encerradas por algún motivo, o por algún error, en aquella habitación. Dijeron que se habían quedado atrapados en el mundo humano, en la línea entre la vida y la muerte.
Creo que tienen razón.
Creo que mi hermana, esta con ellos.

Juro que esto es real, quien no me crea está en su derecho pero la verdad es que no cuento esto para dar miedo a la gente, lo más probable es que penséis que esto es una tontería y paséis de ello. Pensaréis que os estoy tomando el pelo, pero la verdad es que o escribo esto por 2 únicas razones:
Para desahogarme
Para advertiros del peligro REAL que se puede encontrar en cualquier parte. A lo mejor, en tu trastero.



Autor:
Visitas: 15599



Busquedas terroríficas
Búsqueda personalizada
Especiales
Pánico en el bosque Extraños experimentos Sonidos alcantarilla Fantasma cementerio Fotos de fantasmas
Juegos terror y miedo
Vídeos de terror


Sugerencias - Aviso legal - , © 2019 a justdust.es company.
just dust company