Menú
Categorías

Una imagen dice mas que mil palabras


Esto me contó un chavo, iba conmigo en unos cursos, y el pobre se hallaba en silla de ruedas, era muy timido y nadie le hablaba, un dia me toco sentarme junto al, y voy a narrarlo justo como el me dijo:

“Un día cuando tenía 12 años, mi amigo Iván y yo fuimos al parque a vaguear un rato en el parque, y nos sentamos en una banca para platicar, pero se nos hizo raro que había una cámara digital, como nueva, a lo mejor se le había perdido a alguien, yo quería ver si funcionaba, así que enfoque la cámara hacia una calle que estaba enfrente de un hospital, me sorprendí al ver que en la calle, donde no había nada, solo el pavimento y el hospital, en la imagen aparecía un gran tumulto de gente horrorizada, una ambulancia y una patrulla, parecía que había ocurrido un accidente.

Le dije a Iván que la imagen era distinta, y como él sabia de computadoras me dijo que talvez estaba llena y que solo había que eliminar fotos, se la di, para que la vaciara, nos despedimos, y quedamos de vernos al día siguiente. Al otro día al abrir la puerta lo primero que hizo al abrir la puerta fue, con una cara muy pálida, tomarme una foto, cuando vio la imagen de la cámara, su rostro palideció aun mas y me dijo que fuera al hospital de inmediato, cerró la puerta, y me fui un tanto desconcertado.
Esa tarde me sentí muy mal, me llevaron al hospital y me desmaye, en la noche le dijeron a mis papas que un raro parásito había entrado en mi cuerpo, y que había empezado a contaminar mi hígado, que tenia solución, yo estaba un poco mas aliviado.

La tarde del día siguiente, mi amigo Iván, me vino a visitar con una cara de paranoia, y me dijo que cuando le di la cámara, solo estaba la foto que yo había tomado y que entonces se puso a sacar fotos, la primera foto que saco dice que era de un mueble de premios y medallas de su papá, y que en la imagen todo estaba destrozado, y los vidrios rotos, se quedó confundido, y justo en ese instante, un balón entró por la ventana, que rompió la repisa, y todo quedó tan exacto como en la imagen

Me dijo que era su hermanito, y para que no le echaran la culpa a el, a su carnal le tomó una foto, me dijo que en la cámara, su hermano estaba todo ensangrentado, y el brazo doblado totalmente. Iván se había espantado, y cuando su hermanito le dijo que porque lo quería acusar, el mueble poco a poco se vino para abajo aplastando a Jorge, su hermanito, rápido fue por su mamá, quitaron el mueble, y su mamá, con dolor, lo llevó a su camioneta, le dijo Iván que se quedara, desde el balcón, tomo una foto a la camioneta, y con alivio vio que estaba intacta, me dijo que ya estaba demasiado nervioso, y decidió no volver a tomar fotos ese día.

Me dijo que antes de venir a visitarme, se tomo una foto en el mismo parque donde habían encontrado la cámara, pero que en la imagen ya no estaba, yo para animarlo, y la verdad pensaba que estaba loquito, le dije que talvez, como estaba en el parque, la cámara tuvo una falla de color, que después se arregló, y que tal vez esa vez no enfocó la cámara. Iván me enseño la foto de esta mañana, y solo se veía el parque, sin nada, yo le dije que no la tomó bien, y ya un poco histérico me pidió que me tomara una foto junto a el.

Un enfermero, nos hizo el favor de tomarla, pero solo se fue, así que, como en el hospital, había revelado de fotos, fue y trajo la imagen, pero muy sorprendido quedé al ver que solo aparecía yo acostado en mi cama de hospital, abrazando a la nada, en donde se supone que debería estar Iván, el muy seguro y a la vez enojado me dijo que ahí estaban las pruebas de que no estaba loco.
Como cinco minutos después de que me dijo eso, se escuchó un fuerte chirrido de un camión que frenó en seco, y que volvió en ponerse en marcha, después escuche gritos que decían ¡una ambulancia! ¡Todavía se puede salvar!! Me paré, y me asome a la ventana de mi cuarto, en donde pude ver el cuerpo atropellado de Iván,.
Como pude salí corriendo del hospital, y muy impactado al ver el cadáver de mi mejor amigo, corrí a una banca del parque que estaba enfrente, solo respire muy agitado, y al alzar mi cabeza, quede impactado, porque a mi cabeza, se me vino la imagen de la foto que había tomado cuando nos encontramos la cámara, todo estaba igual, las ambulancias, la patrulla, quede tan traumado, me llevaron otra vez al hospital donde la infección había avanzado por ese susto.

El parásito se había cambiado a mis pies, donde, solo se consumieron, lo lograron detener, pero como resultado de todo esto, fue que me amputaron las piernas”
Todavía estaba un poco sorprendido por lo que Luís, el chavo que me contó esto, me dijo, un poco escéptico le dije que si era en serio, o solo jugaba conmigo, el de su mochila sacó un cuadernillo, donde saco una foto, la cual era el abrazando a la nada en un cuarto de un hospital, el me dijo que le gustaría tener otro recuerdo de su amigo diferente a ese.
Pero entonces ya te habían cortado las piernas, le dije, y el me dijo, ¿por qué, yo le dije que ahí en la foto se veía como las sabanas se hundían en lo que deberían ser sus pies, el muy impactado, no daba crédito, y me dijo que el no se había dado cuanta. Que solo había pasado hace dos años.
Cuando salí de esos cursos, no volví ver a Luis, pero su historia jamás la olvidare, y solo me resta decir: COINCIDENCIA O DESTINO.



Autor:
Visitas: 14648



Busquedas terroríficas
Búsqueda personalizada
Especiales
Pánico en el bosque Extraños experimentos Sonidos alcantarilla Fantasma cementerio Fotos de fantasmas
Juegos terror y miedo
Vídeos de terror


Sugerencias - Aviso legal - , © 2019 a justdust.es company.
just dust company