Menú
Categorías

Lo inexplicable


Era una noche como siempre cuando me algo muy extraño ocurrió. Mis padres estaban en una cena del trabajo y yo decidí quedarme en casa.

Yo estaba viendo televisión, usualmente, cuando de repente escuche un ruido en el cuarto de mis padres. A mi se me hizo raro porque mi cuarto esta muy retirado del cuarto de mis padres como para poder oírlo hasta mi cuarto. Así que fui a ver lo que estaba pasando, pero todo estaba tal como mis padres lo habrían dejado y no había nadie.

Yo solo pensé que habría sido mi imaginación pero se me hizo raro que el ruido viniera desde el cuarto de mis padres, ya que todo estaba igual como ellos lo habrían dejado.

Cheque afuera para estar seguro de que el ruido no habría venido de afuera, pero todo estaba oscuro, encendí la luz del patio, y pues todo estaba igual. Era el único en casa.

Mejor me metí y pensé en contarle lo que me habría sucedido a mi novia pero para mi suerte, mi celular no prendía. Dije “¡Ahora si Dios Mío, que quieres,… tienes toda mi atención”! Conecte mi celular a la conexión pero todavía no prendía, dije ¿para que estoy batallando, habla por el teléfono de la casa, ay que pendejo estoy? Así que levante el teléfono pero tampoco funcionaba.

De repente se escuchó el mismo sonido pero ahora en el cuarto mío. Fui y cheque pero todo seguía igual, me dije a mi mismo Paúl, solo estas asustado, son tus nervios nada más. Me relajé, tome un poco de ron, y me fui a dormir.

A media noche unas voces me levantaron. No las entendía sola mente la parte en que parecían decir mi nombre en otro lenguaje como en Latín o en Griego. Lentamente en pánico encendí la luz de mi cuarto pero mis padres todavía no regresaban. ¡Seguía estando solo! Las voces continuaban pero sentía como que me atraían a la ventana. Me acerqué a la ventana y miré alrededor. Mas me asusté cuando vi algo, no se, era como una sombra en el árbol afuera.

Yo pensé que solamente era yo o que mi vista ya estaba agotada, pero me dije a mi mismo, sal y enfrenta a tus temores. Me armé de valor y salí fuera. No se en ese momento en que estaba pensando pero cuando llegué ahí ya no había nada. Y de repente me sentí mareado y perdí el conocimiento.

Al día siguiente amanecí en el hospital con signos irreconocibles en mí. Yo aterrorizado pregunté que me habría pasado, que porqué yo esta así. Mis padres dijeron que ellos me habrían encontrado junto al árbol con los ojos blancos ya con todos esos signos en mi piel.

De inmediato mis padres se mudaron de esa casa y dejaron todo como esta como cuando la compraron.
Hasta este día, lo único que se es que los signos que encontraron en mi se llaman malacab, un tipo de lenguaje de brujas.


Autor:
Visitas: 17301



Busquedas terroríficas
Búsqueda personalizada
Especiales
Pánico en el bosque Extraños experimentos Sonidos alcantarilla Fantasma cementerio Fotos de fantasmas
Juegos terror y miedo
Vídeos de terror


Sugerencias - Aviso legal - , © 2019 a justdust.es company.
just dust company